Lob@s con piel de cordero

a CONTAR OVEJITAS

1

Es lo que tiene formar parte de esta especie de ‘rebaño social’ que es la moda, dicho sin ningún ánimo peyorativo. Cosas a las que hace un tiempo no les veíamos casi ningún sentido se instalan en nuestra vida así de repente, sin darnos cuenta, como quien no quiere la cosa. Y no es que hayan llegado para quedarse, es que es casi instantáneo que empecemos a pensar que han formado parte de nuestra vida desde siempre.

Menos filosofía. Hace cuatro temporadas comenzamos a vender las botas australianas de piel de oveja que todas habíamos visto a las celebrities en las revistas mientras paseaban con un café para llevar por la dura realidad invernal de California. Fundamental lucirlas con minifaldas, vestidos primaverales, minishorts… Las más conocidas por aquel entonces eran las UGG, y modern@s aparte,  el concepto de su uso se nos hacía un tanto… peculiar. (De hecho, era bastante habitual ver con las botas a la famosa de turno -aunque su uso masculino se extiende-  y a su parterniere del momento en chanclas o converse).

UGG1 UGG2 UGG4UGG3

Pero como decíamos en nuestro anterior post ‘nobleza obliga’ y bajo el paragüas de “vamos a hacer una prueba” las UGG llegaron a Calzados Charol. De su éxito podríamos escribir páginas o resumirlo en una frase, pero su aceptación popular fue inmediata.

UGG5 UGG6 UGG7 UGG8

Un par de temporadas después -nobleza obliga de nuevo- comenzamos a vender las colecciones infantiles. O sea, ahora madre e hija podían ir por la calle luciendo idéntico look, una modalidad cada vez más demandada por nuestra clientela, dicho sea de paso. Nuestra perplejidad (relativa, pero perplejidad al fin y al cabo) iba en aumento.

¿O tal vez no?

Más allá de las modas, de si los inviernos ya no son como los de antes o el continuo debate sobre su diseño y la apariencia que nos da (no, no tenemos las piernas tan largas como ellas), las botas australianas de piel vuelta de oveja (ese sería su nombre técnico imaginamos) son un calzado de altísima calidad, una factura impecable,  con los mejores materiales y una estética ehhhh…

En el continuo debate sobre las copias e imitaciones que resuena en todo el mundo de la moda en general, se puede extraer una conclusión incontestable en este caso: gran parte de las compradoras más habituales se había iniciado en el mundo ‘UGG’ con las imitaciones. Pero tras dar el salto a las originales ya no hubo camino de retorno. Su lógica es aplastante: “60 euros y me duraban un año, 170 y cuatro años después todavía las uso”.

Esta temporada, compartiendo escaparate con las UGG, llegan las MOU, el mismo concepto pero con una línea más atrevida gracias a sus contornos pespunteados en lana y diseños más atrevidos. Para esta primera temporada hemos optado por el modelo Eskimo, con cuña interior. Más cómodas para mucha gente.

Impermeables, calentitas, fáciles de limpiar y con un diseño ehhhh… ¿Particular?

Esperamos que les gusten.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s